Entresijos del teatro político (Luisa Marco Sola)

El cruce de improperios y querellas entre Esperanza Aguirre y Pablo Iglesias esta resultando fascinante. 

No estoy de acuerdo con ninguna de las posturas políticas de Esperanza Aguirre ni con sus comportamientos. Pero le reconozco que es una gran estratega. Lo ha demostrado y lo sigue haciendo. Afirmar que Podemos empleaba las estrategias propagandísticas del nazi Goebbels y el comunista Münzenberg es una sandez. Y ella lo sabe. Sabe además que se trata de una sandez tan ostentosa que cualquier votante de izquierdas se va a rebelar al escucharla. Y se va a sentir por solidaridad cercano a Podemos, víctima de una afirmación tan malintencionada. 

Ese votante ofendido, sin embargo, difícilmente -o en una mínima proporción- forma parte de  potenciales votantes del PP en las próximas elecciones nacionales. No. Son, en su amplia mayoría, como decimos, votantes de izquierdas, mayoritariamente del PSOE. Con ello, las simpatías hacia Podemos lo que logran es restar votantes al PSOE, hoy por hoy la única fuerza capaz de medirse con el PP. Interesa una izquierda dividida. Y, para ello, un nuevo actor en juego es un regalo inesperado caído del cielo. Y me temo poderosamente que Esperanza Aguirre controla a la perfección esta circunstancia.  

Al otro lado del campo de batalla, Podemos también hace gala de un profundo conocimiento de la ciencia política. A su estudio se dedicaban hasta ahora sus líderes, de hecho. Por ello, saben que no es lo mismo estar en la oposición que estar en el gobierno. No es lo mismo aspirar a estar en la oposición que aspirar a estar en el gobierno. Y no es lo mismo, por último, un programa de gobierno que un programa de oposición. Y son perfectamente conscientes.

Pero ha de parecer siempre que se aspira a gobernar, cualquier otra postura tendría costes electorales. Ha de parecer que “se puede”, aunque entre bambalinas se sea consciente de que no se puede, ni se quiere ni se pretende. Sus propuestas son impracticables para ser puestas en práctica, y no creo que tal cosa se les escape. Pero sí son enormemente efectivas para sumar votos de ciudadanos descontentos, que, lamentable y comprensiblemente, abundan. 

Al mismo tiempo, la confrontación con el Partido Popular les hace ganar presencia entre ese “voto útil” que optaba por el PSOE por ser la única alternativa real al PP. Y que les puede ayudar a consolidarse como oposición con aspiraciones de perdurabilidad. Les conviene alimentar la polémica a ambos contendientes en liza, en resumen. En un cuidado papel de enemigos amantísimos confluyen en el interés de debilitar a un PSOE al límite de sus fuerzas, unos para heredar sus votos, otros para debilitar a su eterno rival.

Tal es el mundo que nos ha tocado vivir. El espectáculo debe continuar. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Paul Krugman

Letras Hispano-Mexicanas

Aguas Internacionales

Letras Hispano-Mexicanas

periodismohumano

Letras Hispano-Mexicanas

A %d blogueros les gusta esto: