Elogio de la Cordura II (Daniel Ruelas)

Es por demás. Creo que en nuestro horóscopo futbolístico no están contempladas la tranquilidad ni la confianza. Hará cosa de seis meses nos sentíamos serios candidatos a ganar la Copa del Mundo tras el oro olímpico en Londres. Hoy, poco nos falta para comernos las uñas ante el partido eliminatorio en San Pedro Sula el próximo viernes.

Que quede claro. Coincido con quienes afirman que ese partido no será nada fácil. Nunca, que yo recuerde, una visita a Honduras ha representado un lecho de rosas; de hecho, llevamos un buen rato sin ganar ahí, y afrontamos la cita del viernes con cuatro derrotas seguidas a cuestas. Lo más curioso es que el rival es lo de menos. Por muchos progresos que haya logrado el futbol hondureño en estos últimos años, lo verdaderamente complicado de San Pedro Sula es el ambiente. Una prensa que hostiga y se burla aún antes del partido, las “serenatas” en el hotel, una afición que hace todo lo posible por incomodar, y jugadores que de repente se olvidan del balón y se emplean con una dureza desmedida para desbaratar nuestro juego. Honduras es, no cabe duda, la más difícil de las cinco aduanas que tiene que pasar México en su camino al Mundial.

Dicho lo cual, paso a declarar que el Chepo ha reaccionado con lucidez y ha confeccionado un equipo de acuerdo a las circunstancias. Muchos analistas coinciden en repudiar la convocatoria de hombres como Bravo, Torrado y Magallón. Es evidente también que la Selección no lleva, al menos en el papel, a ningún jugador capaz de tomar la batuta para orquestar los ataques y hay quienes dudan de la capacidad de este equipo para desplegar el futbol práctico que ha caracterizado el proceso, quizá por tener a demasiados jugadores de corte defensivo. Pero yo tengo para mi que el partido del viernes no es de los que se ganan con juego bonito. Ni siquiera hay que tener demasiado la pelota. Para aspirar a algo en Honduras hay que saber manejar los tiempos, hay que echar mano de malicia y hay que aplacar el ímpetu de los catrachos. Dicho de otro modo, para este partido se requieren jugadores ya curtidos en el combate, que no se “arruguen” ante un entorno adverso y aún, que llegado el caso sepan devolver golpe por golpe.

El Chepo lo ha entendido así y ha conformado un grupo con futbolistas habilidosos, si, pero también con veteranos, que en su mayoría ya saben lo que es jugar en Honduras y que seguramente no se sentirán invadidos por el famoso “pánico escénico” al que achacamos casi todas nuestras desgracias. Aplaudo este rasgo de coherencia, máxime porque después viene Estados Unidos, que siempre ha sido el visitante incómodo. Ahora falta saber si lo de Jamaica fue un tropiezo o si, como empieza a ventilarse por ahí, habrá que reconsiderar el potencial y los alcances de esta Selección. De ustedes depende, chicos. A echarle los kilos y mucha suerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Paul Krugman

Letras Hispano-Mexicanas

Aguas Internacionales

Letras Hispano-Mexicanas

periodismohumano

Letras Hispano-Mexicanas

A %d blogueros les gusta esto: