De libros y deslices (Daniel Ruelas)

Mucho se ha dicho que los mexicanos no sabemos – y no queremos – leer. Yo en lo personal lo desmiento. Me encanta leer desde que tengo uso de razón. Disfruto imaginando las mil y un peripecias que se relatan en los libros. Y aunque no lo crean, me parece que con cada libro leído mi vida y mi alma se enriquecen un poquito más.

Pero muchos mexicanos no leen. El que lo dude, que le pregunte al Copetín Cósmico, también conocido como Enrique Peña Nieto, que en días recientes regó el tepache en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Dicen que el susodicho cometió un error muy grave. Leo en la prensa que, cuando le preguntaron acerca de sus libros favoritos, atribuyó La silla del Águila, de Carlos Fuentes, a la pluma del historiador Enrique Krauze. Y que cuando quiso citar el libro de Krauze que, según él, lo había impactado, no dió con el título de La Presidencia Imperial y se limitó a mascullar algo así como El señor Presidente.

Ante tan lamentables hechos, la comentocracia mexicana se ha rasgado la vestiduras y afirma que los deslices del inconmesurable precanditado evidencian nuestra pobreza intelectual y nuestra ignorancia. Puede ser. Pero les aseguro que, para mi, todo eso es peccata minuta. Que Peña, a sus 46 años, confunda a dos autores mexicanos tan conocidos y respetados es ridículo. Que además, estuviera presente en la FIL para presentar su propio libro es casi increible. Pero lo verdaderamente lamentable es que este individuo tiene firmes intenciones de convertirse en Presidente de nuestro país el próximo año. ¿Lo dejaremos, cuando ha demostrado que no sabe ni quienes son autores favoritos? Y no pretendo cansarlos con la cantaleta de su proyecto de gobierno. Eso es harina de otro costal. El caso es que la supina ignorancia del Gel-Boy me abruma, me ofende y me alarma. Para gobernar un país hace falta poseer algo más que una cara bonita, y dudo que Copetín tenga alguna cualidad aparte de eso.

Para terminar, me permito recomendarle a Copetín un libro. Ya sé que es ocioso, pero me nace hacerlo. De todo corazón, sin rencores. ¿Tiene usted papel y pluma, Copetín? Ahí le va. Para que vea que no es usted el único desmemoriado, yo tampoco me acuerdo del autor. Pero si tengo muy presente el título. Se llama Señor quítame lo bruto. Ojalá le sirva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Paul Krugman

Letras Hispano-Mexicanas

Aguas Internacionales

Letras Hispano-Mexicanas

periodismohumano

Letras Hispano-Mexicanas

A %d blogueros les gusta esto: