No le creo (Daniel Ruelas)

Palabras, palabras, palabras….México es un paìs con muchos problemas….estamos sumidos en la mediocridad….no hemos explotado nuestro potencial….llegó la hora de la verdad….si se puede….

No crean que esto es una retahila de pensamientos vagos y sin sentido. No. Al contrario, es la sintesis del proyecto que ayer presentó en Campeche el inefable e impecable C. Enrique Peña Nieto, quien, según rumores no confirmados, pretende conducir los destinos de nuestro país el año próximo. El susodicho proyecto consta de diez puntos, pero yo quiero detenerme solo en tres, los que a mi juicio revisten mayor importancia.

Después de escucharle hablar, mi estimado Gel Boy, me permito expresarle mis más sinceras dudas con respecto al proyecto que usted propone. Más aún, no le creo. Habla usted de “construir un Estado eficaz”, y no tengo claro como piensa hacerlo. Dice usted, entre otras cosas, que hay que convertir a México en una potencia energética. Muy bien. Solo que los mexicanos llevamos once largos años esperando que el H. Congreso de la Unión se digne aprobar la reforma de Pemex, que permitíria abrir la empresa a la inversión privada y posibilitar el desarrollo de tecnología, refinación y exploración de aguas profundas.

Por si no lo sabe, el PRI lleva dos sexenios bloqueando sistemáticamente las propuestas del Ejecutvo, grandes y pequeñas. Dicho de otra manera, el partido que se dice revolucionario ha resultado muy conservador y se le puede considerar el responsable directo del empatanamiento en que nos hallamos. Ahora usted pretende sacar adelante esa reforma, lo cual equivale a atentar contra los principios que su partido ha defendido todos estos años. ¿Ya pensó con qué argumentos va a convencer a los señores legisladores, entre los cuales hay uno que no le profesa mucha simpatía? ¿O se imagina acaso que estamos como hace veinte años, en los tiempos en que el Presidente hablaba y la causa terminaba? Me temo, mi estimado, que no ha sopesado usted adecuadamente los problemas a los que puede enfrentarse. No, señor Peña Nieto, no le creo.

Habla usted también de “fomentar una nueva política agraria para reactivar el campo”. No me suena muy coherente. El campo ha sido, es y seguidá siendo una mina de oro electoral para el PRI. De hecho, el partido ha ganado muchas elecciones gracias a la ya ancestral ignorancia y pobreza de los campesinos, y del mágico efecto que pueden causar las despensas sobre ellos. Ofrecer al campesinado un mejor nivel de vida redundaría en mayores dificultades para alcanzar victorias en el futuro. Por ello le reitero, señor, no le creo.

Lo que más me llama la atención es la reforma educativa. Es otro paso necesario para poner a México al día y a tono con las exigencias del Siglo XXI. Pero no me parece muy viable. Para efectuar cambios de fondo en el deplorable modelo educativo mexicano haría falta desbaratar la inmensa maquinaria sindical que, huelga decirlo, es un refinado producto de las administraciones priistas. De lo cual se deduce que el PRI y el SNTE se han apoyado y se seguirán apoyando mutuamente. Perjudicar al sindicato es perjudicar al PRI; luego entonces, mi querido candidato, no le creo.

En conclusión, me temo que usted no nos ofrece más que silogismos políticos al estilo de los viejos tiempos. Usted detalla acciones y proyectos que según el concenso general, son necesarios para sacar a México adelante. Pero si de veras los lleva a cabo, ello siginificaría la destrucción total del viejo PRI, de ese lastre que aún padecemos los mexicanos. Créame, nada me haría más feliz. El único detalle es que tiene usted toda la pinta de ser un dinosaurio en potencia. Por eso cuando expresa su total voluntad de cambiar y sacarnos de una vez y para siempre de nuestra parálisis, no le creo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Paul Krugman

Letras Hispano-Mexicanas

Aguas Internacionales

Letras Hispano-Mexicanas

periodismohumano

Letras Hispano-Mexicanas

A %d blogueros les gusta esto: