Estaciones Revolucionarias (Luisa Marco Sola)

Apenas tres días después de que la policía de Manhattan arrestara a trescientas personas por cortar el puente de Brooklyn, ya algunos comentaristas comenzaban a referirse al Otoño de Nueva York. Nos encontraríamos así ante una nueva fase de las protestas que habrían empezado con la Primavera Árabe y se habían trasladado luego a Europa en eso que nosotros llamamos 15M y el resto del mundo Spanish Revolution.

Se dibuja de este modo a los ojos de los analistas globales un movimiento ciudadano mundial, una nueva revolución global, y, esta vez, una revolución 2.0 por el papel de las redes sociales en su convocatoria y organización. Internet ha logrado una verdadera alianza de civilizaciones, unidas lamentablemente en torno al hastío por el mundo que nos ha tocado habitar.

Y es que no parece tan claro que eso que estamos exportando al otro lado del Atlántico sea esperanza. Los logros de la Primavera Árabe parecen mayormente  prometedores, aunque la alegría que trasmiten las pegadas de carteles electorales a la espera de unas elecciones democráticas en Túnez no deben llevarnos a olvidar la guerra civil que todavía desangra la vecina Libia. La concesión del voto a las mujeres en los Emiratos Árabes ante el temor del contagio del virus democrático (que ha hecho caer en países cercanos  regímenes tan antiguos que se confundían con el propio Estado)  es una pequeña pieza en la construcción de  sistemas verdaderamente representativos. Pero falta un camino por andar.

Llegados a la porción occidental de las protestas, la valoración es todavía más difícil. Escuchar seis meses después del 15 de marzo las mismas reivindicaciones por boca de los mismos estratos sociales que se manifestaron en Sol sin que  se hayan alcanzado logros concretos y sustanciales no invita al optimismo.  Invita a pensar que nos encontramos ante un sistema demasiado atrófico para digerir ningún tipo de reforma sustancial.

¿Qué perspectivas se presentan para este movimiento, que no es más que la desazón de una generación entera? ¿Qué nos espera en el invierno de esta revolución?

Anuncios
Etiquetado , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Paul Krugman

Letras Hispano-Mexicanas

Aguas Internacionales

Letras Hispano-Mexicanas

periodismohumano

Letras Hispano-Mexicanas

A %d blogueros les gusta esto: